Rosario de los primeros Sábados del mes

Rosario de los primeros sábados de mes:

 

 

Para renovar el compromiso de perseverar en la oración del avemaría:

 

Este día con intención de renovar el compromiso de seguir floreciendo y para obsequiar a María Santísima el rezo del rosario de manera comunitaria –gran canasta de rosas espirituales- los miembros de los rosales unidos espiritualmente en oración cada uno desde el lugar que se encuentra trata de rezar el santo Rosario. Los que pueden en algún horario que les queda apropiado se juntan a rezar y el resto lo hace individualmente unido al resto.

 

Además de rezar por: por el Papa, sacerdotes, misioneros y las misiones; por las vocaciones sacerdotales y religiosas; por la santificación de las familias.  

 

También pedimos la gracia de:

-corregirnos y enmendarnos de nuestros yerros

-de seguir floreciendo.

-por la paz del mundo.

-por el progreso espiritual y material de los pueblos.

-para que no nos falte el pan y el trabajo.

-por los enfermos y agonizantes.

-por las almas del purgatorio.

 

 

 

 

Ave María comunitario de los primeros sábados de mes:

 

“Todos se dedicaban a la oración en común, con María, la Madre de Jesús”;

“donde dos o tres están reunidos en mi nombre haciendo oración allí también estoy yo”. Basándonos en esta enseñanza, aquellos miembros del Rosal que les es posible, se reúnen el primer sábado de cada mes en alguna Iglesia, capilla, oratorio, casa de familia etc; y rezan el santo rosario comunitariamente.

 

 

Las sugerencias no son condición indispensable para integrar el rosal, pero ciertamente que son provechosas:

 

-El primer sábado de cada mes rezar la oración mensual de ofrecimiento (bien sea que se rece comunitariamente o solo), la misma da inicio en el momento que se va a rezar el Padrenuestro por el Papa.

 

-recomendable sería ofrecer el rosario comunitario, ante el sagrario.

 

-excelente sería ofrecer el rosario comunitario ante el Santísimo y recibir la bendición.

 

-también aconsejamos hacer 15 minutos de silencio antes de rezar comunitariamente, es muy provecho espiritualmente para unirnos a Cristo y al Corazón Inmaculado de María (si algunos pueden extender este silencio previo, pues ¡que mejor!).

 

-los primeros viernes o sábados (o los dos días) en tu casa ante una imagen dela Virgen, enciendas una vela y en algún horario que te sea apropiado le reces el santo rosario solo o en familia.

 

 

-Enviamos a las direcciones de correo electrónico una hoja con horarios en la que uno –si cree que puede- rezara a una hora en concreto desde su casa. Por ejemplo sabemos de catequistas o de integrantes de grupos católicos que promueven unirse a nuestra cadena del avemaría, invitando a mas personas, por ejemplo padres de la catequesis, jóvenes de confirmación, entre catequistas, casas de familia, etc.

Ejemplo de hoja con horarios que enviamos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.